Amedeo
Síguenos en Instagram

Search

Leo García

Murcia, 1983

Leo García es licenciado en Bellas Artes por la Facultad de San Carlos de la Universitat Politècnica de València. Es un artista de formación interdisciplinar. En su carrera se ha hecho, entre otros, con el Primer Premio XI Certamen de Pintura de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, en Valencia, el Primer Premio del Certamen Dibujo para la Promoción de la Salud, de la Universidad Autónoma de Madrid, ha sido Premio Adquisición en Ibercaja Pintura Joven durante varios años, y también ha sido Mención de Honor en premios como el Premio Nacional de Pintura de Torrevieja, el Certamen de Pintura de Moncófar, o el Premio Nacional de Pintura Villa de Fuente Álamo, en Murcia.

Tiene obra en fondos como la colección del Ateneo Mercantil de Valencia, la Real Academia de Belllas Artes de San Carlos (Valencia), el Museo Camón Aznar (Zaragoza), el Centro Europeo de Empresas e Innovación (Murcia), entre otros. Ha expuesto en espacios como el Museo del Carmen (Valencia), el Museo de La Ciudad (Valencia), el Museo Wolf Vostell (Malpartida), el Museo del Almudí, (Murcia), el Museo Diocesano (Barcelona) la Fundación Mainel (Valencia), la Fundación Fran Daurel (Barcelona), la Galería Club Antares (Sevilla), la Galería del Tossal (Valencia) o el Ademuz Espai d́’Art (Valencia), entre muchos otros.

Leo García es un pintor que ha desarrollado un trabajo muy interesante en terrenos formalmente intermedios, entre dos modos de abordar la pintura, a priori, muy alejados. Leo es un pintor que se encuentra muy cómodo en los grandes formatos, y que formalmente podríamos posicionar en la tradición que experimenta en un punto intermedio entre el constructivismo ruso y el expresionismo americano: entre la geometría y la textura, entre la medida el gesto, entre lo meticuloso y lo espontáneo. Desde un punto de vista menos formal y más filosófico, se adscribe a la escuela denominada Materialismo Filosófico. Es decir, un pensamiento sistémico, heredero de la Academia Platónica, que propone un sistema de pensamiento, una sistematización filosófica, una geometría de las ideas, que resulta muy potente y muy seductora para nuestro pintor.